Arabic French Portuguese  
  English Greek Italian
Ante la expulsión de observadores occidentales de la ciudad de El Aaiún
Miércoles, 07 de Noviembre de 2012 05:24
AddThis Social Bookmark Button

 

Durante el día de hoy, martes 6 de noviembre, un total de 14 ciudadanos europeos (10 españoles y 4 noruegos) han sido expulsados del Sáhara Occidental por las autoridades de ocupación marroquíes. Los activistas y observadores de derechos humanos han sido amenazados, insultados, y retenidos durante horas para finalmente ser expulsados del territorio hacia Marruecos. Tres de esas personas pertenecían a una misión de observación organizada por el colectivo Sahara Thawra y CEAS-Sáhara.

Una vez en el territorio ocupado, dos delegados del gobierno junto con el jefe de policía se presentaron en el lugar de los hechos, junto a más de cuarenta policías de paisano y un furgón con policías uniformados, amenazando a la familia saharaui que les alojaba para que entregaran al grupo de tres extranjeros. Finalmente Amancay Villalba, Íñigo Gutiérrez y Adrián Gallero salieron de la casa y fueron introducidos en un taxi que e estos momentos se dirige a la ciudad de Agadir, al sur de Marruecos.

 

 

El Sáhara Occidental esta siendo escenario de una violenta represión contra las protestas de la población saharaui desde la llegada el pasado jueves del enviado de la ONU Christopher Ross, y con motivo del segundo aniversario del desmantelamiento del campamento de Gdeim Izik del próximo día 8. Precisamente el objetivo de estos viajes era dar testimonio de la situación que se vive en el territorio en estos momentos.

De nuevo el Gobierno de Marruecos vulnera derechos tan fundamentales como el de promover y defender los derechos humanos o la libertad de circulación, protegido por diferentes tratados y pactos internacionales y reconocido en el artículo 13 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Entendemos, además, que estos obstáculos responden al objetivo de no permitir que ningún testigo presencie la violación de otros derechos que se está produciendo en el territorio.

 

El Gobierno español debe pedir explicaciones al Reino de Marruecos, llamando a consultas al embajador marroquí, así como condenar la expulsión de estos ciudadanos españoles. Desde el movimiento solidario exigimos una respuesta clara ante estos acontecimientos y alertamos a la opinión pública española sobre la oleada de represión que puede sufrir la población saharaui en los próximos días.

 

Firmantes:

Cordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara)

Sahara Thawra