Arabic French Portuguese  
  English Greek Italian
Arte en la protesta. Contra el saqueo de los recursos naturales en el Sáhara Occidental: el caso de la pesca
Martes, 28 de Mayo de 2013 16:32
AddThis Social Bookmark Button

 

Artículo escrito en el blog de El beduino urbano

Lo que se expone a continuación es un repaso a lo que viene a denominarse arte fuera del arte, partiendo del hecho constatable de que en nuestras sociedades actuales hace ya tiempo que las fronteras entre la vida cotidiana y las manifestaciones artístico-literarias empezaron a ser demasiado difusas. Gran parte de los individuos, muy familiarizados con el arte en sus múltiples manifestaciones, esto es, cine, literatura, teatro, etc., incorporan a su vida diaria buena parte de lo que en teoría está circunscrito a un determinado código artístico, ya sea insertándolo en el discurso, ya sea incorporando hábitos cuyo ámbito es el espectáculo, es decir, el arte.

Podemos servirnos de un ejemplo muy ilustrativo de ese trasiego de lo literario hacia lo cotidiano. Valga como ejemplo el famoso cuento del escritor guatemalteco Augusto Monterroso, “El dinosaurio”, perteneciente al volumen Obras completas (y otros cuentos)de 1959. Durante casi cincuenta años fue el cuento más breve de la historia de la literatura. Una sola línea le ha bastado a Monterroso para estampar esta joya literaria:

Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí

Este cuento ha conocido muchas adaptaciones, pero para nuestros tiempos, con una crisis sistémica que está acabando con los pilares del capitalismo, resulta pertinente recoger la adaptación hecha por el caricaturista El Roto en el diario El País en noviembre de 2009 y cuyo tema es el doloroso y cruel asunto de las hipotecas concedidas de forma sistemática durante el boom inmobiliario:

Cuando despertó del sueño inmobiliario, la hipoteca seguía

ahí…

El_Roto_Monterroso

También se puede hallar el mismo uso del famoso primer verso del Poema XV de Pablo Neruda del poemario Veinte poemas de amor y una canción desesperada (1924), cuyas adaptaciones no conocen límites, especialmente en las protestas:

Me gustas cuando callas porque estás como ausente

En la imagen que sigue, se puede observar cómo una manifestante, en la pasada Huelga General del 14 de noviembre de 2012, utiliza de manera paródica el verso, deformándolo y adaptándolo irónica e ingeniosamente a su propósito de llamar la atención sobre la deriva autoritaria de los que mandan:

Me gustas libertad porque estás como ausente

14112012278

En esta exposición me ocuparé del arte en la protesta, y concretamente de cómo algunos colectivos de apoyo al pueblo saharaui lo han incorporado a su método para llamar la atención sobre la situacióMapa-Sahara-en-colorn de los saharauis a través de la protesta. Y para mayor concreción, me limitaré a presentar el ejemplo de las protestas llevadas a cabo contra el saqueo de los recursos naturales del territorio saharaui, dedicada especialmente a concienciar al consumidor de lo que supone comprar un determinado producto cuya procedencia se ignora y cuya obtención es de dudosa legalidad, máxime si se tiene en cuenta que los dueños de dichos recursos no se benefician de ese comercio. Me limitaré al caso de la pesca y de la venta en la cadena de supermercados Mercadona de algunos productos procedentes de las aguas del Sáhara Occidental, envasado por la empresa Jealsa en latas de conserva. Algo que en apariencia resulta sencillo, es sin embargo fruto del expolio de los recursos de un pueblo, y cuya adquisición convierte, por desconocimiento, al consumidor en cómplice involuntario de ese expolio. De ahí nace la campaña “Comprar robado es robar”, cuyo fin es, además de informar sobre la procedencia, alertar al consumidor de las consecuencias de ese saqueo que empresarios sin escrúpulos llevan practicando en aguas ocupadas.

Contexto histórico

Es bien conocido que el continente africano fue repartido, sin atender a ninguna razón cultural o étnica, por las potencias europeas a lo largo del siglo XIX. La colonización del continente fue legitimada en la conferencia de Berlín de 1884, en la que los países europeos decidieron dividir África en infinidad de países sirviéndose para ello de un tiralíneas para trazar las fronteras más Afrique1914GFrectilíneas de la tierra. Inicialmente muchas de las potencias se sumaron con el único fin de presumir de posesiones en territorios remotos, de sumar súbditos de segunda a su población y de someter a esos nuevos súbditos en tanto que seres inferiores racialmente. Con el tiempo, sin embargo, empezaron los hallazgos de grandes recursos y sobre eso se construyó la razón de ser del colonialismo en África: la explotación de los recursos naturales para el desarrollo de las grandes metrópolis europeas. En el reparto, España se quedó con el territorio saharaui, en el que ya llevaba una larga presencia. Durante casi un siglo, España administró el territorio y sus recursos.
Los años sesenta y setenta del siglo XX fueron los de la descolonización y las grandes independencias en el continente africano, poniendo así fin a ese anacronismo de mantener en la sumisión a pueblos enteros sin que puedan expresarse. Los saharauis no quisieron ser la excepción, y a finales de los sesenta nació el primer movimiento de liberación, de carácter pacífico, que España se preocupó de liquidar, persiguiendo a sus dirigentes y haciendo desaparecer a su líder, después de la primera acción de la organización saharaui. En 1973 nace el Frente Polisario (acrónimo del Frente Popular para la Liberación de Saguia el Hamra y Río de Oro), con marcado carácter bélico al partir de la experiencia del anterior movimiento. Se inició la lucha por la independencia del territorio, pero a los dos años España acordó, a espaldas de los saharauis, con Marruecos y Mauritania la entrega del territorio saharaui a los dos países vecinos. Se desencadenó una guerra de más de 16 años y los saharauis vivieron el mayor éxodo que se ha vista en el continente por aquellas fechas. Buena parte del pueblo saharaui vive actualmente en el exilio en Argelia, en cuyo suelo fueron levantados los primeros campamentos. Muchos quedaron atrapados bajo la bota militar de Marruecos, que inició una persecución sanguinaria y represiva contra los que quedaron en las zonas bajo ocupación, construyó varios muros, el más largo de los cuales tiene una longitud superior a los 2500 km y mantiene bloqueado el territorio a cualquier observador independiente. Desde la ocupación del territorio, quien se beneficia de los recursos naturales del territorio es Marruecos, principalmente la familia real, que consolida su poder gracias al innegable apoyo de las potencias occidentales, que se esmeran siempre en acicalar los cimientos de esa monarquía obsoleta que mantiene en agonía a propios y ajenas, y cuya codicia territorial no conoce límites.

mapa_sahara_muro1

Situación actual

Campamento Smara. Foto: Xavi Part Balerdi, diciembre 2008

Campamento Smara. Foto: Xavi Part Balerdi, diciembre 2008

En los campamentos de refugiados, al suroeste de Argelia, viven cerca de doscientos mil habitantes, aislado en el más árido de los desiertos y dependientes de la ayuda humanitaria e ignorados por los grandes medios de comunicación. En las zonas ocupadas, por otra parte, se vive entre la protesta continua y la represión constante y sistemática que el estado ocupante practica con una asombrosa impunidad, que no suele ser condenado gracias al siempre inagotable apoyo de Francia, la complicidad de Estados Unidos y las seniles reacciones dexistimos cuando nos televisane España, que nunca responde al deseo de la sociedad civil, implicada en la lucha constante del pueblo saharaui. En medio de todo, el referéndum que debería permitirle al pueblo decidir el futuro del territorio no se celebra, obstaculizado por Marruecos, ni parece que tenga visos de celebrarse a corto plazo; por otra parte, los recursos naturales del territorio, la pesca en el caso del que me ocupo en esta exposición, los siguen controlando los países europeos a través de los acuerdos firmados con Marruecos, que no atienden ni las necesidades del pueblo, ni comprueban que si el beneficio repercute en el pueblo y menos aún el respeto a los derechos humanos que la Unión Europea tanto defiende en los lugares más inimaginables del planeta y sin embargo los ignora en el caso saharaui.


Arte en la protesta: Mecano en Mercadona
La acción que podemos ver en el siguiente vídeo es la puesta en escena de la protesta que varios colectivos de apoyo al pueblo saharaui iniciaron en 2010, en la campaña “Comprar robado es robar”, dirigida a los consumidores de los productos enlatados que la cadena de supermercados valenciana Mercadona comercializa con su marca blanca Hacendado. En el vídeo el espectador, internauta en este caso, asiste a la escenificación de una protesta alejada de lohacendado01s métodos tradicionales. Aquí se conjuga la protesta con la intención lúdica; llamar la atención con la concienciación y, sobre todo, aproximar de manera más amena los problemas de un pueblo a los consumidores. El mensaje latente, por un lado, es el de desaconsejar la compra y consumo de un producto, como se ha explicado más arriba, extraído de forma ilegítima; el mensaje subyacente, por otro lado, es el de informar al ciudadano de las armas que tiene para cambiar los métodos empresariales a través del el instrumento más eficaz: el boicot. Para una empresa, y especialmente una cadena de supermercados, el ciudadano que entra en el establecimiento deja de ser ciudadano para convertirse en mero consumidor, de ahí que el mensaje en el que inciden los organizadores de la protesta sea el de hacer que el consumidor sea a la par ciudadano cuando está en uno de esos grandes almacenes: que no se olvide de sus obligaciones para con el mundo en el que vive.

Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=IOuB1ci2kmg

En el vídeo, de apenas tres minutos de duración, vemos cómo se consigue llamar lahacendado02atención no solo de consumidores, sino también del personal del supermercado en cuestión. La protesta, al ser una flashmob, llama la atención por su creatividad, por lo que difícilmente suscitaría una reacción hostil hacia los que llevan a cabo la puesta en escena, a pesar de su marcado carácter político. Los organizadores se sirven de varias canciones del grupo de pop Mecano (de los años ochenta y noventa del pasado siglo), y las adaptan al fin que se persigue, que no es otro que el de hacerle ver al consumidor lo que podría suponer algo tan trivial comail.google.commo comprar una lata cuyo contenido es de origen desconocido. Más allá del efecto conseguido, si es o no una buena manera de trasladar el mensaje, no deja de ser una puesta en escena artística digna de toda atención. Otro elemento de gran importancia es la coreografía, que, como se ha visto, ha contado con muy buena sincronización de los participantes, se han respetado los tiempos y los turnos de intervención, de ahí que el resultado sea más digno de un escenario que de una protesta.

Hacinado

En los siguientes párrafos recogemos, de forma intercalada, la letra de la canciónComprar robado es robar (en negrita) y la confrontamos con las letras de las canciones del grupo Mecano sobre las que se adapta (en cursiva):

Comprar robado es robar:

No lo compres no lo compres

No lo, no lo, no lo compres

No lo compres, no lo compres, ¡déjalo ya!

Que esto es un producto robado-do-do

Marruecos ocupa el Sáhara Occidental

Para su pescado robar

No lo compres no lo compres

No lo, no lo, no lo compres

No lo compres, no lo compres, ¡déjalo ya!

Que esto es un producto robado-do-do

Marruecos tortura y quita la libertad

Para poderse forraaaaar…(uuuhhh uuuhhhh uuuhhhh)

Escuris y Hacendado,

robando están, robando están

No compres pescao robao

al Sáhara Occidental

Maquillaje (Mecano):

No me mires, no me mires (no me no me)
No me mires no me mires no me mires déjalo ya
que hoy no me he puesto maquillaje (je je)
y mi aspecto externo es demasiado vulgar
para que te pueda gustar.

No me mires, no me mires (no me no me)
No me mires no me mires no me mires déjalo ya
que hoy no me he peinado a la moda (da da)
y tengo una imagen demasiado normal
para que te pueda gustar

uh uh uh

Sombra aquí sombra allá
maquíllate, maquíllate
un espejo de cristal
y mírate y mírate

Aquí se produce una transición de un tema a otro, pues al cambiar de canción también la coreografía se ve afectada, de ahí que la sincronización sea esencial, pues es la marca que nos indica el cambio de plano:

Compara robado es robar:

Estos productos jamás

Porque si compras robado

Tú también lo harás

Vamos a dejarlo en las estanterías

Para que sus dueños tengan libertad

Me colé en una fiesta (Mecano):

Ahí me cole y en tu fiesta me plante
coca cola para todos y algo de comer
mucha niña mona
pero ninguna sola
luces de colores
lo pasare bien

De nuevo hay un cambio de melodía, que retoma el tema inicial con una apelación directa al pensamiento, que no a la emoción, del consumidor:

Comprar robado es robar:

Piensa ahora, Piensa ahora

Piensa, Piensa, Piensa ahora

Piensa ahora, Piensa ahora, ¡piénsalo ya!

Que esto es un expolio salvaje-je-je

Y si este pescado no lo quitan de aquí,

nunca volveré a venir…

Maquillaje (Mecano):

No me mires, no me mires (no me no me)
no me mires no me mires dejalo ya
no he dormido nada esta noche (che che che)
y tengo una cara que no puedes mirar
porque te vas a horrorizar

En la siguiente escena, a modo de desenlace de la puesta en escena, asistimos a la incorporación de nuevos participantes, que es otro indicador de cambio de tema, con una modificación coreográfica:

Compara robado es robar:

Eso no lo voy a comprar (Eso no lo voy a comprar)

Lo tengo muy claro lo voy a dejar

Yo no quiero colaborar (Yo no quiero colaborar)

Por el Sáhara Libre vamos a cantar1 /luchar2

Hoy no me puedo levantar (Mecano):

Hoy no me puedo levantar
el fin de semana me dejó fatal
toda la noche sin dormir
bebiendo, fumando y sin parar de reír

Arte en la protesta: navegando en El Retiro

En las imágenes que siguen, vemos cómo la campaña “Comprar robado es robado” escoge el parque de El Retiro como escenario de su acción, y la puesta en escena no podría ser más ilustrativa. La primera de las imágenes, de varias personas atrapadas en una red y cercadas por uniformados, es una pequeña representación del contenido de la lata de la marca Hacendado: miles de saharauis atrapados bajo ocupación y cuya sangre solo sirve para aliviar la carga del bolsillo del consumidor español. En la segunda imagen, en el estanque, tiene el propósito de pretender representarse directamente en las aguas saharauis, donde toda clase de protesta está prohibida. A falta de las aguas saharauis para elevar ese grito, esa performance en el estanque de El Retiro está cargada de valor simbólico.

_MG_7298

_MG_7321

A modo de conclusión

Como se ha visto, las acciones han conseguido alejar el arte del arte y la protesta de la protesta, creando una ósmosis entre el arte y la protesta, protest art, y el consiguiente acercamiento de ambos códigos al ciudadano, lo que se traduce en mayor grado de aceptabilidad por el espectador e internauta. A los organizadores no se les puede negar el haber conseguido, gracias a esa ingeniosa fórmula, darle mayor frescura a la protesta con la sencillez intencionadamente lúdica y didáctica del musical adaptado. Al margen de lo que se pueda concluir de esta exposición, no hay que olvidar que el principal objetivo es el de ayudar a un pueblo a visibilizar su lucha, en tiempos en los que la información está tan monopolizada por los grandes emporios de la comunicación.

Nota:

Las acciones que se han comentado fueron organizadas por la Plataforma de Apoyo Político al Pueblo Saharaui (PAPPS).

Mi más sincero agradecimiento a doña Raquel del Castillo, del Colectivo Sahara Thawra de Madrid, por haberme facilitado buena parte del material (imágenes, vídeo, letra…) que se ha utilizado para esta exposición. Suyo es el mérito.

Para más información, se recomiendan los siguientes enlaces:

Westren Sahara Resource Watch:

www.wsrw.org/

Sahara Thawra:

http://saharathawra.org/

Plataforma de Apoyo Político al Pueblo Sahara:

http://www.plataformasahara.com/

Web Sahara Libre:

www.saharalibre.es

Poemario por un Sahara libre:

www.poemariosaharalibre.blogspot.com

ARSO – Association de soutien à un référendum libre et régulier au Sahara Occidental:

www.arso.org