Arabic French Portuguese  
  English Greek Italian
"GDEIM IZIK: DETONANTE DE LA PRIMAVERA ÁRABE", CON LA PRESENCIA DE LOS ACTIVISTAS SAHARAUIS HASSANNA AALIA Y OTHMAN NDOUR
Martes, 07 de Agosto de 2012 08:49
AddThis Social Bookmark Button

JUEVES 9 DE AGOSTO. 19:OO H.
SALÓN DE ACTOS DEL CEIP PEDRO VELARDE MURIEDAS-CAMARGO  (CANTABRIA)
PROYECCIÓN DEL DOCUMENTAL DE SÁHARA THAWRA

Dentro de las actividades de sensibilización programadas por Cantabria por el Sáhara en el marco del programa "Vacaciones en Paz 2012", los niños y niñas saharauis participantes en el mismo serán recibidos, junto a sus familias de acogida, en el ayuntamiento de Camargo. El acto, que estará presidido por el Alcalde Don Diego Movellán, tendrá lugar a las 18 h. en el Salón de Plenos de la Casa Consistorial.

Seguidamente, a las 19 h, en el Salón de Actos del CEIP Pedro Velarde, ubicado en las proximidades del Ayuntamiento, se proyectará el documental de Sáhara Thawra "Gdeim Izik, detonante de la Primavera Árabe", con la presencia de los activistas saharauis Hassanna Aalia y Othman Ndour.

Durante la proyección y coloquio los pequeños realizarán actividades dirigidas por un grupo de animación en el Pabellón Polideportivo del colegio.

GDEIM IZIK, DETONANTE DE LA PRIMAVERA ÁRABE
El día 8 de noviembre de 2010 fue desmantelado por las fuerzas de ocupación marroquíes, con salvajismo y ferocidad además de con alevosía y nocturnidad, el campamento de protesta de Gdeim Izik, en las inmediaciones de la ciudad ocupada de El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, que en principio había levantado un grupo de jóvenes saharauis, y que llegó a reunir a más de 20.000 personas cobijadas en 4.000 jaimas. El 10 de octubre de 2010 la protesta permanente de los saharauis, que desata cada día el instinto criminal de las fuerzas de ocupación marroquíes, tomó un rumbo que trascendiera los límites de su sufriente existencia torturada y llamara a la cordura, si le queda algo de ella, de la comunidad internacional. Transcurrido apenas un mes desde su instalación y crecimiento, los ejércitos enemigos no repararon en medios bélicos y otros horrores para arrasar el campamento, en un intento inútil por acallar estruendosamente la protesta contra la bárbara ocupación, sin que la comunidad internacional manifestara indignación, mucho menos condena. Por el contrario, aceptó las acusaciones de culpabilidad con las que el reino de Marruecos condenó a los saharaui. La comunidad internacional bendijo así, una vez más, la ocupación ilegal y el terror que vulnera insistentemente los derechos humanos del Pueblo Saharaui.
Los activistas de Sáhara Thawra fueron protagonistas y testigos directos de lo sucedido y ahora nos lo cuentan en un magnífico documental.