Disculpas por el malentendido Imprimir
Viernes, 12 de Noviembre de 2010 17:10
AddThis Social Bookmark Button

Marruecos está filtrando fotografías falsas, desde supuestas fuentes saharauis, con el objetivo de desprestigiar la firme denuncia sobre el genocidio que está cometiendo contra el pueblo saharaui. Una vez propagda una falsa información, denuncia su divulgación.

Desde diferentes redes sociales, los Servicios de Inteligencia marroquíes han divulgado dos fotos falsas, haciéndolas pasar por asesinados saharauis y siendo, en realidad, una familia víctima de un crimen en Casa Blanca y unos niños heridos en la franja de Gaza. Asumimos nuestro error a la hora de publicar la foto de los niños palestinos sin haber comprobado de antemano que, efectivamente, en medios oficiales están publicadas sobre la franja de Gaza en 2006. Esta última foto fue publicada por nosotros erróneamente,sentimos el malentendido generado e informamos de que seguirmos cotrastando al máximo la veracidad de nuestras fuentes, reiteramos nuestras disculpas por el error cometido.

 

A pesar de la carencia de pruebas fotográficas o documentales, hay cientos de testimonios directos que afirman un genocidio ejecutado por Marruecos, contra la población saharaui. Tanto para los saharauis, como para los observadores que se encuentran en El Aaiún, se les torna completamente imposible tomar fotos o videos de la masacre contra su pueblo, debido a que los crímenes contra la población, las agresiones, las detenciones forzosas e injustificadas y las usurpaciones y saqueos en las viviendas, se están cometiendo con un elevadísimo número de efectivos, armados, sumado a que Marruecos está acabando con toda prueba o testigo de su crimen.

Mientras tanto, el Régimen, asesino y dictatorial marroquí, está impidiendo toda entrada de extranjeros, periodistas que no sean franceses o americanos, investigadores de DDHH y demás posibles divulgadores de la verdad. Sumado a la búsqueda violenta que está realizando contra los tres españoles que se encuentran en el territorio, realizando, en estos momentos, la labor de denuncia.